Saltar al contenido
amatistaylaurel.com

La magia de los rubíes

Significado de los Rubíes

Etimologicamente hablando la palabra rubí procede del latín rubeus, que significa «rojo». Junto con el zafiro son las dos variedades preciosas del mineral conocido como corindón del sánscrito kuruvinda (rubí).
El esmeril, muy utilizado en la industria también es un corindón aunque con características más opacas y granuladas.

El corindón es la piedra que sigue al diamante en cuanto a dureza (9 en la escala de Mohs).

El rubí está compuesto de óxido de aluminio con vestigios de óxido de cromo y de hierro, que le dan el color rojo.

¿Cual es el precio de un rubí?

Como en el caso de otras piedras preciosas el rubí no se escapa a la regla de las cuatro “C” que corresponden a: Color, Claridad, Tallado (“Cut” en inglés) y Quilate (“Carat” en inglés)

El costo de los rubíes según su color:

El color de los rubíes pasa por todas las variedades de rojo del más claro al mas oscuro. La tonalidad más cotizada es la conocida como “Sangre de Pichón”, esta denominación tan peculiar, designa un color rojo puro con un tenue destello azul. Esta clase de rubí proviene de Mianmar (Birmania).

El costo de los rubíes según su claridad o luminosidad:

La claridad de los rubíes puede ser buenísima como en muchos corindones, aunque también puede tener imperfecciones como demasiadas inserciones o resquebrajamientos. La claridad juega un papel importantísimo en el precio del rubí.

Los modelos con inclusiones no muy grandes pueden mejorarse con una talla acertada.

El costo de los rubíes con respecto al tallado:

El tallado sirve para disimular pequeñas taras, pero también para llenar de singularidad cualquier pieza. Existen diferentes diseños con respecto a la forma. En general hay tres tipos de tallas: talla en facetas, talla lisa y talla mixta.

Talla en facetas se utiliza casi exclusivamente en gemas transparentes pues se consigue un gran fuego de la pieda y un buen juego de colores.

La talla lisa, puede ser plana o abovedada, y la talla mixta puede ser lisa en la parte superior, y con facetas en la culata o a la inversa.

«Los labios color rubí», pieza de joyería creada por el famosísimo Dalí, está formada por pequeños rubíes de talla mixta con dientes de perlas inspirados en Mae West.

El costo de los rubíes por quilates:

El quilate de la gema, es decir, su peso y masa influyen definitivamente en el precio (el quilate métrico corresponde a 200 mg. Una piedra de 5 quilates tiene un peso de 1gr.) Un rubí en calidad gema de más de 8 quilates es muy raro.

Rubíes famosos en la historia

El rubí que llevaba el guante blanco de Michael Jackson es uno de los más afamados o el que Richard Burton regaló a Elisabeth Taylor.

Burton le había prometido a Taylor un rubí de un “rojo perfecto”. Después de cuatro años lo encontró y le pidió a la firma joyera Van Cleef & Arpels que se lo montara en este anillo. Se lo colocó en su bota de Navidad en 1968.

Existe una gran polémica alrededor del rubí más grande del mundo. Desde luego uno de los más conocidos es el rubí Rajaratna, que pesa 2.475 quilates y fue revelado al mundo a finales de 1986. Su propietario, G. Vidyaraj de Bangalore en India, heredó la gema de sus antepasados, los reyes del Impero de Vijayanagar.  

El Rubí 125West, que está certificado por el  Instituto de Gemología de los Estados Unidos y pesa poco más de 3.700 kilos o 18.696 quilates, ostenta ahora el premio al más grande del mundo, aunque su origen incierto genera mucha controversia alrededor de esta gema, al igual que ocurre con el Rubí Chaiyo de orígen desconocido.

La corona de San Wenceslao, la más importante y antigua de las joyas de la corona Checa, se conserva en la catedral de San Vito en Praga. Tenía un rubí no facetado de 250 quilates, aunque desde 1999 varias investigaciones han constatadao que se trata de un turmalina roja.

Dice la leyenda que el que se coloca la corona de manera ilegítima morirá de manera violenta en el plazo de un año

En la corona británica una pieza destaca sobre las demás, la «Corona Imperial del Estado». Con 2868 diamantes, 273 perlas, 17 esmeraldas, 11 zafiros y cinco rubíes, su valor es inmenso. El espectacular rubí que adorna el frontal se le conoce como Rubí del Príncipe Negro y se encuentra encima de «La segunda estrella de África» (el mayor diamante descubierto hasta ahora).

Este «rubí» que es en verdad una espinela pesa 170 quilates y su larga historia está unida a la de nuestro pais. Pedro el Cruel rey de Castilla arrebató el rubí al emir de Granada.

La espinela en español antiguo se la conocía como “rubí balaje”, lo cual pudo llevar al error de nomenclatura

¿Cómo saber si un rubí es auténtico?

Claro está que una piedra de tal atractivo ha provocado la búsqueda de imitaciones tanto naturales, como artificiales, dando lugar a logradísimas falsificaciones.

Las imitaciones suelen usar piedras de menor valor, también dobletes, tripletes (Los dobletes y tripletes son piedras compuestas por una fina capa superficial de gema natural y un cuerpo de gema de imitación natural o sintética) e incluso vidrios coloreados.

Esquema de construcción de dobletes y tripletes

Las gemas con las que más se ha tratado de imitar al rubí, son todas aquellas que por supuesto son de un color rojo lo más intenso y brillante posible. Como por ejemplo son: la almandina y el piropo (dos variedades de granate), la espinela roja, la turmalina roja (llamada rubelita), el circón y el topacio.

Procedimiento para saber si un rubí es auténtico:

  1. Intenta rayarlo frotándolo con un simple cuarzo, si se raya no es rubí.
  2. Busca burbujas en su interior colocando una lámpara detrás.
  3. Fíjate en los bordes si tiene rupturas o lascaduras, de tenerlas es cristal ya que el cristal es muy frágil y se despostilla fácilmente.
  4. Si quieres estar aún más seguro ve a un especialista.

Curiosidades históricas de los rubíes

Los rubíes son una de las piedras preciosas que más han deslumbrado al hombre a lo largo de la historia. Damos por seguro que en esta fascinación su intenso color rojo, unido a su brillo incendiario, y a su extraordinaria dureza han jugado un papel clave.

Tiara de rubíes de la familia imperial iraní

El rojo es sin lugar a dudas el color de todas las pasiones -tanto positivas como negativas: ira, amor, atracción, rabia, furia…
Es el color del poder y del deseo por excelencia, fijémonos en las rosas rojas o los ferraris.

Historicamente hablando, los rubiés han sido gemas llenas de significado, su color igual al de la sangre hacía creer que estas piedras poseían el poder de retener la vida. Se les nombra en la biblia en varias ocasiones relacionándolo con la belleza y la sabiduría.

Haré tus almenas de rubíes, tus puertas de cristal y todo tu muro de piedras preciosas.

Isaías 54 – 12

En la Edad Media era una de las piedras más apreciadas por la realeza y los altos estamentos. Se creía que el rubí ofrecía inteligencia, fortuna, fuerza e incluso energía sexual, a todo aquel que lo llevase en contacto con su piel.

En el siglo I ac. el romano Plinio incluyó los rubíes en su «Historia Natural», describiendo su dureza y densidad.

En la india lo llamaban en la antiquísima lengua sánscrita «ratnaraj» que significa «rey de todas las piedras», y creían que aquel que ofrecía rubíes al dios Krishna tenía garantizada la reencarnación en emperador.

Asia es el lugar más rico del mundo en cuanto a rubíes se refiere, por ello las joyas y aplicaciones artísticas del rubí han sido más abundantes allí. Considerado durante largo tiempo la <gema de oriente> por excelencia, se usaba para adornar, puñales principescos, cubiertas de textos sagrados, sellos e insignias reales.

De la India proceden los primeros rubíes, más en concreto de Birmania y Sri Lanka de donde hay constatación de su extracción dsde el siglo IV. Se comerciaba con ellos a través de la ruta de la seda ya en el año 200 antes de Cristo.

En la India se creía que el que tenía un rubí tenía la paz con sus enemigos asegurada. En Burma los guerreros llevaban consigo rubíes para hacerlos invencibles e incluso se los llegaban a insertar en la piel.

Esta espada perteneció al Maharaja Holkar y fué arrebatada por los británicos al ser derrotado. El parasol, un emblema de la realeza, superpuesto en oro en la hoja indica que era un arma real. La empuñadura de oro está adornada con 276 diamantes, 378 rubíes y 38 esmeraldas.

Durante siglos se ha creido que el rubí se vuelve más oscuro cuando quien lo lleva corre grave peligro, y recupera su tonalidad brillante cuando ha pasado. Hoy en día la ciencia puede explicar este fenómeno basándose en que en momentos de tensión o riesgo se producen cambios químicos en nuestra piel, los cuales repercutirían en la tonalidad del rubí.

A través del método verneueil también llamado fusión por llama se comenzaron a crear rubíes sintéticos desde el año 1923.

Yacimientos de rubíes

Esencialmente proceden de la India y el sudeste asíatico. Los mejores yacimientos son los hallados en Mogok (Myanmar), explotados por siglos por los reyes de Birmania.

En 2016 un rubí de Mogok el «Sunrise» se vendió por 30´3 millones de dolares, los trabajadores mineros poco se benefician de estas ganancias

Otros yacimientos de interés son los de Sabaragamuwa y Ratnapura ( Sri Lanka), Cachemira (India), Jegdalek (en las proximidades de Kabul, Afganistán) . Haramash (Pakistán) y Tailandia.

Son importantes también algunos yacimientos vietnamitas, como los de Vinh y Yen Bai.

Madagascar, Tanzania, Queensland (Australia) y algunas zonas de Estados Unidos, como Nueva Jersey, Carolina del Norte y Montana también poseen yacimientos.

Propiedades mágicas de los Rubíes

Aunque sólo los ricos se pueden permitir comprar un rubí, las variedades inferiores se encuentran con facilidad y se pueden utilizar perfectamente para practicar magia. Claro que cualquiera se sentiría afortunadísimo de utilizar una gema pura.

Entiendo que será parecido a cocinar con alimentos frescos o productos enlatados.

El rubí es la piedra del amor y la pasión entre unos amantes, así como el amor sexual. Un rubí en un anillo de compromíso tiene un significado increíble.

En 1957 el tercer marido de Elizabeth Taylor, Mike Todd, le regaló un fabuloso conjunto de tres piezas creado por Cartier y compuesto por rubies y diamantes engastados en platino

El jaspe rojo también tiene la capacidad de fomentar el amor entre una pareja, pero el rubí es más intenso y menos terrenal. Se diría que el amor que atrae el jaspe rojo es aquel que conlleva a la creación de una familia y un hogar, mientras que el amor ligado al rubí es un amor pasional el de los grandes amantes.

Utilizar ambas piedras en un conjuro supone poner una gran intención en este. Si tienes que elegir entre ámbas piedras dejate guiar por tu intuición más que por el tipo de amor que te gustaría recibir.

Propiedades curativas del Rubí

Esá indicado en el tratamiento de la impotencia y las enfermedades seminales.

También es eficaz en el tratamiento de enfermedades infecciosas y en caso de problemas del sistema inmunológico.

Aleja la tristeza, reprime la lujuria. Abre los chakras del plexo solar, del bazo y del entrecejo.

Uso mágico de las piedras y las plantas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!